,

COVID 19 | II COMUNICADO CECE-MADRID

En CECE-Madrid seguimos atentamente la evolución del COVID-19, y como consecuencia, hemos adoptado todas las medidas necesarias para velar por nuestros centros educativos y continuar con nuestra labor adaptada a las extraordinarias circunstancias en las que estamos.

Madrid, 24 de marzo de 2020

Han pasado ya dos semanas desde que la grave crisis sanitaria que padecemos suspendió la actividad educativa presencial y nos encerró en nuestras casas. Desde entonces, todos los centros educativos han hecho lo necesario para que la actividad, especialmente la docente, pudiera continuar. Agradecemos el esfuerzo, tanto a los profesionales, como a las familias y alumnos, que han sabido adaptarse rápidamente al nuevo contexto.

Desde el primer momento lo hemos dejado claro. Nuestro objetivo no es dar una sensación de normalidad de la que es evidente que estamos muy lejos. Se trata, más bien, de colaborar entre todos para que estas semanas de confinamiento no sean tiempo perdido y para que la educación de nuestros jóvenes no se vea perjudicada más allá de lo estrictamente necesario, aunque después haya que buscar modos y maneras de ponernos al día. Cuando lleguen las siguientes batallas, también los educadores sabremos estar en la primera línea.

Sin duda, ante esta situación, las cosas más importantes son otras: el bienestar del personal en los centros y el de todas las familia, ayudar a las personas que más lo necesitan, permanecer en casa y hacer todo lo posible para evitar contagiosEstamos viviendo días cada vez más duros: nos van llegando noticias de la infección de personas próximas; y también de fallecimientos. Por ello, debemos estar cerca de las personas que están sufriendo y sustituir con dedicación, cariño y creatividad la falta de cercanía física que ahora es necesaria.

Ese espíritu de servicio y entrega a los demás han sido unos valores que nos han inspirado siempre a aquellos que nos dedicamos a la tarea educativa. Hoy más que nunca, estamos, y seguiremos estando a la altura de lo que nuestra sociedad necesita.

No queremos terminar sin manifestar nuestro agradecimiento a todos los sanitarios, fuerzas del orden público, al ejército, servicios de limpieza, trabajadores de los centros de alimentación y distribución, farmacias y todos que con su trabajo extraordinario nos están ayudando a llevar esta situación de una forma más segura. También a tantos empresarios, autónomos y voluntarios que están poniendo al servicio de las autoridades iniciativas y ayudas. Todos juntos saldremos adelante.