,

JORNADA ANUAL DE EDUCACIÓN: AUTOESTIMA Y CULTURA DEL ESFUERZO

CECE Madrid apuesta en su Jornada de Educación por trabajar a la autoestima y en la cultura del esfuerzo en los niños y jóvenes de forma conjunta entre escuela y familia

La jornada de Educación celebrada este jueves 21 reunió a más de 300 directivos, docentes madrileños y representantes de familias.

La conferencia sobre autoestima infantil y juvenil de la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler y la historia de superación diaria de Andrés Marcio en su conversación con Javi Nieves, centraron una jornada dedicada a la importancia de los valores en educación.

El Consejero de Educación, Rafael Van Grieken, subrayó que poder elegir el centro educativo de acuerdo a unos valores “es un derecho, no un capricho”.

Madrid, 22 de marzo, de 2019.– Más de 300 directivos de colegios madrileños y docentes asistieron ayer por la tarde a la jornada de educación organizada por la organización madrileña de centros de enseñanza CECE Madrid bajo el lema ‘Contamos contigo. Juntos educamos’.

El auditorio del centro cultural Sanchinarro acogió una cita centrada en la importancia de educar juntos. Escuelas, educadores, docentes y familia deben trabajar en equipo para fomentar en los niños su autoestima, la cultura del esfuerzo por superar y la disciplina positiva.

La Escuela de Artes Escénicas Jana, de artes escénicas, sorprendió al inicio del evento con su actuación musical con una aplaudida actuación de sus alumnos. ¡La batalla ha comenzado! De entre las butacas salieron soldados de la guerra de la independencia americana, para decirnos con sus bailes y su música que no nos rindamos nunca.

Con esta jornada CECE-Madrid quiso contribuir a una mejora de la educación en sus centros, a través de dos intervenciones principales que corrieron a cargo de la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler y de Andrés Marcio, un joven de 15 años con una “enferemedad rara entre las raras” llamada laminopatía.

A bordo de su silla de ruedas, entró en escena Andrés Marcio y dejó al auditorio maravillado con la naturalidad de su discurso, su chispa, su sentido del humor y su madurez mental. En una fresca y divertida conversación con el locutor de radio Javi Nieves, el joven de 15 años habló de su vida de adulto en la niñez; de su constante superación día a día; de cuánto le quieren sus compañeros y su tutor en el colegio.

“Todo está en la cabeza”, sentenció Marcio. “Es más importante la salud mental que la salud física”.

No menos reflexión suscitó la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler, que impartió una conferencia sobre lo que deben y no deben hacer padres y docentes para que un niño construya una autoestima fuerte. Su dilatada experiencia con niños y jóvenes pobló su discurso de situaciones cotidianas en las que, sin darnos cuenta, estamos sentando las bases de la autoestima de un niño con los consecuentes efectos en la adolescencia.

La experta advirtió contra los castigos, las humillaciones, los comentarios negativos en público, las etiquetas, las comparaciones, las exigencias, las expectativas negativas, el afán por que obedezcan a la primera y el cariño asociado a los logros. Por el contrario, llamó a potenciar el respeto, la amabilidad, el agradecimiento, el razonamiento, el elogio de conductas y la disciplina positiva.

En mismo acto, el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, y el presidente de CECE, Alfonso Aguiló, hicieron entrega de los reconocimientos anuales de CECE-Madrid, a colegios Aldovea, Internacional Eurovillas, Kolbe y Zola, desatando su labor en el impulso de los valores educativos través del deporte, la interculturalidad, la música y las inteligencias emocionales, respectivamente.

Rafael Van Grieken clausuró el acto con un breve discurso en el que subrayó que “elegir el centro que se ajusta a los valores que uno quiere para sus hijos y en el que uno se siente bien representado es un derecho, no un compromiso ni un privilegio”.

Por último, el consejero también destacó el optimismo con el que trabajan todos los profesionales de la educación, así como “el compromiso de construir” y la “lealtad” institucional que siempre ha encontrado en CECE, no sin “alguna diferencia”, como es normal por otro lado.