,

SOBRE EL PLAN DE TRANSICIÓN ACORDADO POR CONSEJO DE GOBIERNO PARA CENTROS ESCOLARES

En CECE-Madrid pensamos que es necesario preparar cuidadosamente planes y protocolos. Nos ponemos a disposición de las autoridades, para que se realicen con la participación de toda la comunidad educativa y anticipándonos a cualquier improvisación que sólo incrementaría más la incertidumbre en la que nos encontramos.

Madrid, 30 de abril de 2020

Desde CECE-Madrid consideramos positivo el proceso de reactivación, ya que, como hemos manifestado en varias ocasiones, una vez pasado lo peor de la crisis sanitaria y siempre manteniendo la protección de la salud pública, es necesario “recuperar paulatinamente la economía del país y la actividad educativa presencial”.

Nos preocupa enormemente que se pueda entender un cierre en falso del curso y no se valore el esfuerzo que toda la comunidad educativa (familias y profesores) está realizando, desde el pasado 11 de marzo. El curso no ha finalizado. Los profesionales de la educación continuaremos hasta el final de curso, trabajando y adaptando contenidos a la realidad en la que nos encontramos.

Entendemos que el “Plan de Transición” aprobado por el Consejo de Gobierno del pasado 28 de abril, debe concretarse y desarrollarse con mayor precisión por las autoridades correspondientes. Y en este sentido, al igual que se ha hecho anteriormente en estos días, necesitamos que también la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, en la medida de lo posible, nos ayude precisando unos criterios claros para que los centros educativos puedan actuar en consecuencia.

También entendemos que la apertura de los centros educativos de forma gradual, siempre con las medidas sanitarias e higiénicas adecuadas, permitiría la conciliación familiar y la reactivación económica en nuestra región. Pero sobre todo, facilitaría que nuestros alumnos puedan ir recuperando una normalidad socioafectiva y pedagógica que tan necesaria es.

En CECE-Madrid pensamos que es necesario preparar cuidadosamente planes y protocolos con anticipación, para que se puedan flexibilizar horarios, habilitar espacios o establecer medidas de distanciamiento social en la vida escolar y en las propias metodologías pedagógicas. Y por eso, nos ponemos a disposición de las autoridades, para que estos planes se realicen con la participación de toda la comunidad educativa y anticipándonos a cualquier improvisación que sólo incrementaría más la incertidumbre en la que nos encontramos.


Acerca de CECE-Madrid:
Un centenar de centros educativos, concertados y privados, de titularidad laica o religiosa, con más de 3.600 aulas, 6.500 profesionales de la educación y 88.000 alumnos hacen de CECE-Madrid una organización plural y altamente representativa en la Comunidad de Madrid.