,

XI JORNADA ANUAL DE EDUCACIÓN

El pasado miércoles 22 de febrero celebramos nuestra XI Jornada Anual de Educación como viene siendo costumbre en el Salón de Actos del Edificio Beatriz, sede del Banco Popular.

Tras superar la decena y por su trayectoria, esta jornada se ha convertido para nuestros centros docentes asociados, en una cita obligada, e incluso podríamos llegar ya a considerarla como un gran referente de la educación madrileña, en la que números directivos, cargos políticos, sindicales y de organizaciones importantes del sector, así como expertos educadores, acuden a este evento año tras año.

En esta oportunidad, abrió el acto Alfonso Aguiló, presidente de CECE Madrid quien reflexionó sobre la necesidad de un pacto educativo que saque la ideología de las aulas, en el que prevalezca el interés general sobre el particular y en el que prime el espíritu de colaboración y concordia.  Un pacto que no vaya contra nadie y que ponga por delante el bien de la educación.

En relación a la enseñanza concertada, Alfonso Aguiló afirmó que esta red hace posible que la educación sea plural y asequible a todos. “Hay que evitar el enfrentamiento pública privada y juntos luchar porque la riqueza de diferentes proyectos se mantenga siempre”.

La Viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Cristina Álvarez, que también intervino en el acto inaugural, elogió el trabajo de CECE Madrid por su compromiso social, por su voluntad de diálogo y por su apuesta decidida por una enseñanza plural y de calidad.

Cristina, que nos acompañó durante toda la jornada, acercándose a saludar a los distintos directivos de centros que acudieron y a cuantas personas se le aproximaron, defendió la enseñanza privada como una red complementaria, “no se defiende una red atacando a otra” dijo, ambas deben responder a las expectativas de las familias.

Posteriormente y antes de comenzar la principal intervención de Carlos Andreu, coach educativo y experto en motivación, pudimos reflexionar sobre cuestiones que nos interesan a todos los que estamos en educación, de la mano de Juan Pablo Sánchez del Moral. Con él, tuvimos la oportunidad de tratar de una forma animada y agradable ideas y conceptos muy importantes en la educación como la unidad, entre todos, el trabajo en equipo, la creatividad, la diversidad, la equidad, la calidad etc.

La magia que utilizo este ya conocido profesor-mago para introducir todos estos temas que tratamos en la jornada fue sin duda un reflejo de lo que los docentes hacen todos los días en sus aulas a través de la educación: Magia con sus alumnos. Aunque sin duda alguna el ejercicio más curioso que nos encomendó este creativo y entusiasta profesor de matemáticas del colegio Tajamar fue su #RetoPato.

A continuación, Carlos Andreu, fue el encargado de impartir la lección magistral de la Jornada con una ponencia que dio nombre al título del evento: “La escuela que te hace feliz”. Centró su intervención en la jerarquía de valores a lo largo de las distintas etapas de la vida: los amigos, la familia, el trabajo y la salud fundamentalmente.

Andreu animó a concebir la vida como una aventura, a seguir avanzando siempre  y a pensar en las cosas que nos llenan de ilusión y energía. “El que tiene un por qué encuentra un cómo” afirmó parafraseando a Nietzsche.

Hablar de educación y felicidad parece obvio, sin embargo “Nunca hemos vivido mejor… y nunca nos hemos sentido peor” afirmó Carlos, mientras aseguraba que “la felicidad no está en el cuándo, está siempre en el ‘mientras’”.

Una firme salud mental requiere sensibilidad, tolerancia a la frustración, decisión, energía, sociabilidad y actitud mental positiva según Andreu y concluyó que para ser feliz es necesario “mantenerse en forma, potenciar las relaciones íntimas y un trabajo y aficiones estimulantes”.

Como siempre acabamos con un catering servido por Scolarest, entidad dedicada al servicio de comedor escolar con la que CECE-Madrid mantiene una estrecha colaboración.

Además, debemos agradecer la colaboración de Click-Edu, McYadra, SM y Lenovo que también estuvieron presenten en nuestra jornada y durante el catering, pudieron acercarse a directivos y demás presentes que habían acudido a la jornada para poder conocerles y ofrecerles sus servicios y productos.

Por último, como viene siendo costumbre, no queremos dejar de agradecer a los alumnos del colegio Edith Stein, que estuvieron una vez más, presentes en nuestra jornada para colaborar en su organización y logística.